jueves, 28 de diciembre de 2006

retazos inconfesables

diseño: Marta Serrano

La vida son retazos y retales de experiencias. ¿Cuántos de éstos son inconfesables? ¿O cuántos maquillamos para disimular su verdad?

5 comentarios:

neelam dijo...

Esos retazos inconfesables son a mi manera de ver, el lenguaje onírico del inconsciente que pugna por salir a la superficie haciéndose conscientes. Proceden de los profundos deseos insatisfechos. Cuando salen, se viven y se expresan, suponen una liberación. El resultado puede ser desintegrador, de la madurez de cada cual dependerá el rumbo que tome nuestra vida de ahí en adelante. Cuando un "retazo inconfesable" es confesable... uffff que descanso¡¡¡ La sombra se desvanece y toma su sitio la LUZ. La sombra y la luz son complementarias. Pues eso MARTINA. Son las bifurcaciónes en un camino... Cada cual escoge y ¡¡¡¡ adelante¡¡¡

Glenclous dijo...

Una tercera pregunta:

¿Cuantos son inconfesables incluso para nosotros mismos? A veces es más difícil reconocer algo ante tí mism@ que ante otras personas...

Pilariña dijo...

La memoria es la mejor escultora de la vida. Quita, pone y adorna para sobrellevar nuestra existencia. Ya lo decía Ingrid Bergman: Para ser feliz hay que tener buena salud y mala memoria. Y según Nietzsche: La ventaja de tener mala memoria es que se goza muchas veces de las mismas cosas. Así que a olvidar y sobre todo a vivir al máximo aunque tengamos que poner retales en los rasguños.

Eric dijo...

Hola,
Referente a la experiencia, la memoria y a conocerse uno mismo... Os invito a ver el discurso del semi dios JOBS a unos alumnos universitarios (qué vida aquella!).

A mi me ha gustado mucho verlo, 5 minutos bien invertidos sin duda:

http://www.youtube.com/watch?v=TUSJFfY4zHo

martina dijo...

Genial discurso y enseñanza de vida Eric...