miércoles, 29 de septiembre de 2010

La vida es maravillosa (Neelam Olalla)

Mi madre murió la semana pasada. La leucemia empezó a invadir su cuerpo en febrero. Ella aceptó su enfermedad y en los momentos más duros su serenidad fue el bálsamo para los que estábamos a su lado. Dejó de mirar las cosas banales y apareció más hermosa que nunca. Cercana a su muerte pudo acariciar el vientre de mi hermana, embarazada de 4 meses, y le dijo sonriendo: La vida es maravillosa.

Yo siento que el amor que me profesaba no me lo dará nadie. Ni siquiera yo misma. Y este dolor y vacío que me fracturan por dentro es fruto de haber perdido a tan gran mujer.

Su mantra preferido habla de la transición entre la vida y la muerte. Es una especie de oración para que la eterna energía de la vida siga su curso.



9 comentarios:

arrebatos dijo...

Un abrazo, Marta.

marta dijo...

Mil gracias. Otro abrazo.

Pilar dijo...

La vida es maravillosa y ella lo fue, lo es y lo será, esté donde esté.

Escuchar ese mantra en medio de la desolación del entierro, fue como si su serenidad, paz y felicidad nos invadiera.

Descanse en paz.

Rosa dijo...

Marta, que suerte has tenido por tener al lado toda tu vida a una mujer como tu madre. Yo solo fui su alumna dos años y no podré olvidarla nunca. Gracias, Neelam, porque buscabas tu verdad y vivías acorde con ella, haciendo así que muchos viéramos que eso es posible, es más, que es el único camino a la auténtica felicidad, la que no acaba con nada, ni con la muerte. Mi alma llora, pero también sabe que algún día nos encontraremos y reiremos juntas.

marta dijo...

Gracias por tus palabras Rosa.

Rafael dijo...

Tristeza fue lo que sentí al ver las lagrimas de ella...

José Ángel dijo...

Por casualidad ha llegado a mi esta triste noticia, un año después; guardo un grato recuerdo de la clases que hace ya mas de una decada recibi de ella, aunque ya no sigo practicando de vez en cuando me vienen al pensamiento aquellos momentos que tanta serenidad y felicidad consiguieron en mi.
Creo que el pensamiento nos une a las personas que hemos querido, aunque ya no esten con nosotros.

Marta dijo...

Acabo de terminar el libro "Yoga Nidra" de Neelam Olalla.

Con gran emoción por ver todo lo que me está aportando lo transmitido en este maravilloso libro, que ayuda a actuar.

Al abrirlo poir primera vez y atraída por el título, recordé como hace unos diez años estuve en clases con Neelam. Me gustaron.

Hoy lo transmitido me ha llenado de energía y vitalidad. He entrado en la web para escribirte Neelam, y me he encontrado con tu historia aquí en la Tierra.

Gracias por todo y compartiremos esa esencia viva en ese mundo de los sueños, ahí donde todo está unido. GRACIAS NEELAM. Marta Lasala

Marta dijo...

He añadido tu Sankalpa Neelam: "LA vida es maravillosa"
Gracias, Marta.