miércoles, 21 de marzo de 2007

Mis pies flotan

Diseño: Marta Serrano

Tengo la sensación de andar sobre un terreno desconocido que se abre y cada paso que doy cambia mi rumbo. Es como si la cabeza no asimilara el ritmo vertiginoso de tanta decisión y mis pies intentaran ir más despacio por miedo a no encontrar suelo. Te encuentras ante muchos caminos y cuando piensas que al menos has elegido uno este vuelve a abrirse en dos...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Martina: ¡Qué bonitos pies¡¡ Es la foto más hermosa que he visto en mucho tiempo¡ Están para comérselos a besines...Ellos saben donde ir, guíate por ellos... Por lo demás la verdad es que debe ser como estar en una barca y oleaje va y oleaje viene...ahora al Norte, ahora al Sur ¡¡ uf¡¡ me da mareo sólo pensar en eso. debe ser como andar en una cuerda floja o estar en la llanta de una rueda que gira... Bueno pues se me ocurre que en estos casos hay que estar alerta porque si el terreno sube y no lo ves ¡ ZAS ¡ de "morros" y si baja y no te das cuenta peor que peor: ¡ tobillo escayolado y descanso¡¡ Antes de llegar a eso... CONSENSO INTERNO¡¡
PONER ATENCIÓN CON MUCHA ILUSIÓN¡¡¡ y si pierdes el equilibrio puede que no caigas, que simplemente te tambalees... y en ese vaiven llegarás al CENTRO...

Ah¡ lo del anónimo... Pues tan sencillo que se me resiste el Google y como a Mafalda: ¡QUE NO ME SALE¡ A ver si en este no me sale anónimo y si no.. pues eso que soy Neelam.

lorena dijo...

Mis pies aún se están recuperando de lo bien que lo pasaron en el día C. Andaron mucho, bailaron, pasearon por la playa y, sobre todo, conocieron a otros pies muy majetes y simpáticos. Todos esos pies se alegraron del nuevo camino que muy pronto vamos a emprender. Da un poco de miedo pero con unas buenas converse, todo irá bien.

Pilariña dijo...

Cada día tomamos mil pequeñas decisiones que influyen en nuestra vida y que no les prestamos atención.
Elegir.
Prefiero pensar que no hay camino bueno o camino malo, sino que cada uno tiene su sabor: dulce, ácido, salado, picante, agridulce, soso, …
No sé como lo hago pero nunca escojo caminos sosos. Tampoco tengo olfato para el dulce. Mis papilas se inclinan hacia el picante y el ácido. Así estoy :0)
Lo importante es no parar aunque sientas el vértigo de caminar más rápido que la mente. En eso consiste vivir, ¿no? De repente un atajo, ahora una carretera, ¡vaya, una autopista! –si, también tienen peajes éstas- y de nuevo un camino sin asfalto que te embarras hasta el cuello …
Y lo que te ríes luego de todo lo andado, de las aventuras, de los caminantes que te encuentras y quedan en alguna bifurcación del pasado.
Y cuando decides seguir por una senda nueva, con la incertidumbre de lo que hallarás, es cuando más vivo te sientes, más dueño de tu vida y más libre eres.
Suerte!

Tenshikai dijo...

Dicen que lo deseable es la libertad de elección... poder decidir que alternativa elegimos.

Aunque cueste mucho decidir... aunque el miedo vaya ganando terreno... aunque el riesgo sea muy elevado... siempre será mejor que se abran en dos los caminos a quedarse en uno que no te lleve a ninguna parte.

Es difícil, incluso duele... lo sé... pero como me dijo una buena amiga una tarde delante de un café y una vela... todo lo que sucede es por algo ;)

Besos y achuchones varios

martina dijo...

Y como dijo Platón "no dejes crecer la hierba en el camino de la amistad”. Porque el verdadero amigo es el que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere.

divinacomedia dijo...

que tal los pieses... como van por el nuevo camino... espero que de puta madre, firmes, seguros y sin tropiezo alguno.