domingo, 11 de marzo de 2007

Para el Ave fenix


Todos tenemos días en que levantarse es duro. Los cambios pueden ser tan estresantes como la rutina y nos conformamos pensando que nos causa menos dolor. Pero existen personas que resurgen todos los días pase lo que pase. Que no temen equivocarse y son capaces de afrontar lo que les depare la vida con una entereza admirable. Convirtiéndose en un referente para la tuya. Gracias.

11 comentarios:

Tenshikai dijo...

No tener miedo a equivocarse... Hay algún libro de instrucciones?

Besos guapiiiiiisima

divinacomedia dijo...

una sonrisa cuesta menos que la electricidad
y da más luz... seguir iluminando hostia!

martina dijo...

Bueno la moña que llevabamos también tuvo algo que ver en la sonrisa!!!!

Anónimo dijo...

Todo lo que ocurre, ocurre siempre por una razón. A veces un huracán pasa por nuestra vida, nos arrastra... no podemos resistir a la fuerza del huracán, si luchamos contra él puede que perezcamos en el intento... Si nos dejamos arrastrar puede que hasta volemos por los aires... La caida puede ser dolorosa, sin embargo estaremos más unidos a la tierra después de haber experimentado el vuelo...
El huracán lleva en su fuerza, tierra, agua,fuego, aire...tiene movimiento de rotación y traslación... tiene también vacio vacio en el centro... Ahí nada pasa no hay espacio ni tiempo, sólo quietud y calma un recinto donde poder descansar y sonreir...
Así que... si el huracán se alejó no llores por doloroso o placentero que haya sido su paso, sonrríe porque sucedió y has sobrevivido.
APSARA
APSARA

Anónimo dijo...

Martina... Tu blog me inspira. Después de lo del huracán...
Ahí van retazos confesables de la gran MAFALDA. Es mi debilidad...

Sobre las sonrisas:

..." Comienza el día con una sonrisa y verás lo divertidi que es ir por ahí desentonando con todo el mundo..."
APSARA

Sobre el tiempo:

..." No es cierto que todo el tiempo pasado fué mejor. Lo que pasaba era que los que estaban mal o muy muy peor es que todavía no se habían dado cuenta..."

Martina dijo...

Cuanto anónimo de repente en el blog. Y eso que hasta los huracanes tienen nombre (de mujer casi siempre). E incluso Quino (el creador de Mafalda) tenía otro nombre Joaquín Salvador Lavado. Se puso Quino para diferenciarse de su tío, un pintor y dibujante publicitario. ¿Será que muchos nos refugiamos detrás de un nombre para ser otro?

Anónimo dijo...

Por más que nos refugiemos en un anónimo, siempre seré "yo" y mis circunstacias.

SARTRE lo define muy bien en su obra “El ser y la nada”. Las relaciones con el otro son siempre de conflicto o bien "yo" intentaré apropiarme de la libertad del "otro" o bien el otro querrá hacer lo propio con mi libertad...

Sólo mi sabiduría interior, mi parte sabia hará que salga de ese encadenamiento y por supuesto el permiso que yo me de para para poner límites a las relaciones con "el otro" ese otro puede ser que esté dentro de mi o puede que esté en el exterior.
Lo que proyecte hacia el exterior está siempre en mi interior.

Aguantar golpes significa acumular culpa. MEJOR CABREARSE QUE CULPABILIZARDE...
Y seguro que ya sabes quien soy...besos
APSARA

martina dijo...

Neelam los anónimos siempre son personas con o sin circunstancias. Se te ve el plumero.

divinacomedia dijo...

si! se te ha visto el plumero... tope!

y a mi la fregona, a marta la vileda,
la lorena el mr propper y a pilar la legaña

besos besos y tener un finde de puta madre!

au revoir

Pilariña dijo...

La soledad surge como una alternativa ante el desencanto que produce la incomprensión humana.

Pilariña dijo...

Sobrevaloramos el amor (opino que por el arrebatador instinto sexual) y lo dejamos todo por esa persona. Eres capaz de prometer todo, hasta lo más increíble: Vivir toda la vida con él amándole como el primer día. Y vamos y nos lo creemos y la vida se convierte en un remolino de emociones, pasión volcánica, promesas absurdas y miradas de borreguillos.

Y cuando el tsunami pasa y te ha arrasado hasta los cimientos más sólidos y te quedas pensando en el momento en que te embarcaste una vez más en ese fenómeno extraño tan devastador llamado “amor”, ahí resurge no el ave fénix, sino la amistad, nada más.

Y tener la fortuna de contar con alguien INCONDICIONAL y LEAL durante los 14 años que te conozco, eso es agotar la suerte de varias vidas.

P.D.: Amigos son esos extraños seres que nos preguntan como estamos y se esperan a oir la contestación. Ed Cunningham.