martes, 21 de agosto de 2007

India

Fotografías: Marta Serrano

¿Cómo describirla? El choque cultural, visual, emocional es tan fuerte y de una intensidad tal que engancha. El contraste del bullicio incontrolado de las ciudades al más absoluto silencio del campo... Un país donde el hombre no es el único en tener alma, todos los animales la tienen, y todas las almas renacen... Es viajar en un túnel del tiempo. Diferentes hombres, animales, dioses, religiones y creencias conviven como elementos indivisibles... quizás lo especial no consiste en buscar nuevos paisajes en los que recrearte sino en ver con otros ojos. Si tuviese que elegir una imagen: los gritos de alegría que desembocan en el río Ganges símbolo de la vida, la muerte...

20 comentarios:

divinacomedia dijo...

Welcome back!!!!

joder tiene que ser la hostia India, tengo unas ganas de ir salvajes... pero de momento no tengo tiempo. Espero que no estés levitando jejeje

besos

martina dijo...

Ya te echaba de menos por el blog divinacomedia!!!! Y no, aún no he levitado. Hasta ahora lo único que he conseguido hacer con mis pinitos yóguicos es ponerme boca abajo... (algo es algo)

BUDOKAN dijo...

Qué suerte que hayas vuelto tan feliz y reflexiva de este viaje casi introspectivo por una cultura totalmente distinta a la occidental. Esas palabras que has escrito reflejan muy bien el choque. Saludos!

Juanjo dijo...

Bienvenida Martina, qué alegría verte tan contenta.

martina dijo...

Gracias Budokan. La verdad es que India es un país que rompe el esquema del materialismo...

Juanjo, también es un placer volver a leerte.

neelam dijo...

Bienvenida Martina¡¡

Veo que tu viaje ha sido impactante. Describes de una forma muy clara y bella lo que India ofrece a los sentidos. Tus fotos reflejan el "cóctel" de coloridos, sabores y olores tan característicos de ese maravilloso país. ¿Podrías contarnos más cosas de tu viaje?.

Para que tengas un recuerdo te envío un regalito. http://es.youtube.com/watch?v=OriX8aveS8o&mode=related&search=

martina dijo...

Neelam gracias!!!!! Todo lo que os pueda decir es poco comparado con lo vivido. India será siempre un recuerdo muy cerca del corazón...

Glenclous dijo...

Qué alegría tenerte de vuelta. Chica, dan unas ganas de ir leyéndote... a ver cuando los hados me son propicios para hacer un viaje algo más lejano de lo habitual en mi. Por ahora me conformo con Menorca, a la que volaré en un par de horas. Nos vemos a la vuelta, y a ver si me enseñas las fotos, que la que has puesto es un aperitivo fantástico.

CastaDiva dijo...

Oh, India!

Regateo, polución, desigualdad, contaminación acústica, suciedad (por no poner mierda), engaños,inundaciones (en el interior y en el exterior de los buses), mosquitos, rios de hombres, sobornos gubernamentales, toqueteos, machismo, vicio, abuso, superpoblación, maloliente, vacas, monos, hormigas gigantes, ardillas, mosquitos transmisores de enfermedades, hombres-niños vendiendo-se, desconfianza, pobreza y agotamiento.
Y de follar ni hablamos!

Y mañana mismo me iba (risas).

neelam dijo...

Castadiva: Si todo eso también es India y por supuesto también España: Madres que venden a sus hijas de dos años para prostituirlas, inundaciones, ciudades donde la basura se amontona y las ratas andan a sus anchas, sobornos,vicios, toqueteos en el autobús, contaminación... No hay mucha diferencia... Sólo los ojos de los niños y de las mujeres.
No he visto en Europa tantos ojos llenos de luz y esperanza como en India. Y todavía creo que ningún niño a matado a otro con un rifle...
Besos con mucho cariño guapa¡¡¡.

saskialange dijo...

Ay la india, no se puede olvidar. Estará dentro de mi para siempre. Norte, sur, trenes, andenes, rickshaws.. comida en los puestos.. sentirme parte de todo aquello me cambió, como cambia a todas las almas sensibles. Y como víctima de la estética de vez en cuando me pongo los anillos y pulseras compradas allí. Y me acuerdo del momento que los compré. Y en invierno cuando hace frio, me pongo la película grabada al revés desde un rickshaw destartalado o un rooftop con escaleras hasta el cielo... y recuerdo la profundidad de los ojos a los que mirabas sin fin, en lo que buscabas algo, alguna respuesta a esa tranquilidad. Y eras tu la que apartabas la mirada porque ellos no la apartarían nunca. Es solo una pequeña reflexión sobre aquellas veces que he tenido el privilego de ir y te encuentras de vuelta en la cuidad atravesando con la mirada el jamón de oferta del caprabo sin saber que es lo que te ha sucedido. Y deseas quedarte el mayor tiempo posible en esa máquina del tiempo...
Me alegro que te hayas empapado de aquello tan hermoso. Yo no puedo hablar hoy más de la India, me arrastro en Pijama por casa. Hong kong me escupió anoche y deambulo por casa colocando todo lo que puedo comprar a dos calles de aquí, pero of course no es lo mismo. Pero esa ya es otra historia...

CastaDiva dijo...

Neelam, alguien tenía que poner el ingrediente "ácido" para que no se convirtiese en un merengue indio.

Muy suave has sido conmigo. Tienes razón en lo que dices, pero es que allí todo es a lo bestia.

Ah! y además de la mirada de la gente que chisporrotea, destacaría unos dientes blanquísimos y perfectos (a ver si con la pasta ayurvédica blanqueamos algo!)

Namasté!

martina dijo...

Saskia que razón tienen tus palabras. Esas miradas intensas de tez morena que como muy bien describe castadiva hacían que reluciera aún más sus blancas dentaduras. Respecto a la pasta de dientes ayurvédica no pude resistir la tentación de comprarme varios tubos a ver si tenían el mismo efecto en mis dientes pero llevo una semana cepillándome con dicha mezcolanza de color arcilloso y además de un fuerte olor a regaliz en mi boca no brillan mucho más de lo que lo hacían antes.

arrebatos dijo...

Sí Martina, los dientes blanquísimos pero... ¿Has visto a los ancianos? Es decir, a los que tienen más de cincuenta. Cuéntales los dientes, si encuentras algo que contar claro...

martina dijo...

No me digas eso arrebatos que ya llevo más de un tubo de pasta gastado!!!!! Se me caeran al llegar a los 50???

CastaDiva dijo...

Lo que es un misterio es la cantidad de pelo que tienen allí, ¡no hay calvos! Melenaza -no al viento- sino a la humedad. ¡Eso si que es un misterio! Y no hablo de l@s sijs!

(ya estoy frivolizando...)

martina dijo...

Castadiva es que eso de que los Sijs no se corten el pelo en plan Sanson...

CastaDiva dijo...

Mooooooorbo dan los sijs con tanto misterio, tanta daga simbólica, y tanto turbante ... Con esas curtas mmmmm.

arrebatos dijo...

A ver, un país que considera que bañarse en el Ganges es lo máximo en cuanto a purificación, me ofrece muy pocas garantías en cuanto a higiene se refiere. Así que te aseguro que yo no usaría, ni harto de vino, un producto de higiene bucal hindú. Mucho me temo que conceptos como "control de calidad" o "test clínico" todavía no tienen traducción por esos lares.

Glo dijo...

Yo he de reconocer que no me siento en absoluto fascinado por ese país-continente. Tampoco lo estoy por ninguna de las otras culturas asiáticas. Especial repelús me da la filosofía poética o la poesía filosófica que tanto atrae a muchos occidentales. No obstante, me gusta el sitar, la arquitectura japonesa, la pintura china y Rudyard Kipking, aunque quizá este último es clasificable sólo en parte como oriental.

Como contrapartida paradójica, soy una de las pocas personas que conozco que se ha casado con una china, quien por cierto, me ayudó un poco en la tarea de conocer, comprender y estimar la pintura tradicional de su otro país-continente.

Un saludo.